Skip to content

Calendar | County Offices | Contact Us | Publications College of Agricultural & Environmental Sciences | College of Family & Consumer Sciences

Construyendo Huertos Caseros (B 577-SP)

Download PDF
vegetable basket

Jonael H. Bosques-Méndez, Coordinador de Extensión Greene County
Bob Westerfield, Profesor de Horticultura, University of Georgia


Un huerto bien administrado y productivo es una delicia. Este puede proveerle a su familia y a usted con una variedad de vegetales nutritivos y saludables que pueden ser disfrutados frescos o en conserva para su utilización en el futuro. El trabajar en un huerto casero también puede ser un pasatiempo gratificante, un proyecto para miembros 4-H y una manera en la cual mejoramos nuestra condición física. Aunque es cierto que podemos comprar en el supermercado vegetales frescos de alta calidad, congelados o enlatados, muchos de nosotros estamos inclinándonos más hacia el cultivo de vegetales en nuestro propio hogar para suplementar los alimentos que compramos en el supermercado.

Localización del Huerto

La elección del sitio en el cual nuestro huerto será localizado es muy importante. Cuando sea posible, constrúyalo en un lugar donde reciba luz solar directa, cerca de la casa, en buen suelo y cerca de una fuente de agua.

Luz solar: La mayoría de los vegetales necesitan luz solar directa para crecer y desarrollarse. Plante hortalizas/vegetales de hoja como brécol, col, y espinaca en áreas de sombra parcial. No plante ninguna hortaliza en sombra completa. Cercas vegetativas (hedges) y árboles pueden crear demasiada sombra y también compiten con nuestros vegetales por humedad y nutrientes.

sunlight Los árboles y arbustos grandes pueden darle sombra al huerto y competir con nuestros cultivos por nutrientes y agua.

Proximidad a la casa: Localice el huerto cerca de su casa para que pueda observarlo con regularidad. Al estar cerca de su huerto usted puede identificar daños por insectos, enfermedades, y/o problemas de malezas. La proximidad permite que se identifiquen los problemas y se puedan tomar las medidas necesarias para evitar daños futuros. Una localización conveniente permite que usted pueda emplear algo de tiempo atendiendo el huerto o cosechando sus frutos.

Suelo: Cuando esté planeando la localización del huerto, tenga en cuenta que el tipo de suelo es menos importante que factores como alta fertilidad, drenaje interno apropiado, facilidad para labranza, buena capacidad de retención de humedad y buena profundidad de la capa superficial del suelo (de la cual las plantas adquieren la mayoría de sus nutrientes). Evite áreas infestadas con Johnsongrass (pasto Johnson), ciperaseas (nutgrass) y otras malezas problemáticas. Evite áreas compactadas. Los suelos pueden ser enmendados con materia orgánica la cual puede mejorar las propiedades de su huerto.

Agua: Se obtendrán moderados resultados si usted trata de crecer sus plantas en un huerto sin irrigarlo como este necesita. Las cubiertas (mulches) o materia orgánica mejorarán la capacidad de retención de humedad y reducirán la evaporación de agua; sin embargo, estos no garantizan un suministro amplio de humedad todo el tiempo. Si es posible, localice el huerto cerca de una fuente de agua de la cual se pueda irrigar tanto como sea necesario.

Realizando un Plan

Seleccionando lo que se va a Sembrar

Mientras que usted deseará seleccionar hortalizas que provean un buen abasto de vitaminas y minerales, asegúrese de que estos vegetales sean los que a su familia le agrada. El tamaño de su huerto y la conveniencia de ciertos tipos de hortalizas adaptados a su área limitarán las variedades que usted podrá sembrar.

Si planea envasar o congelar sus productos excedentes, asegúrese de elegir variedades que resistan el procesamiento. Para información acerca de cómo envasar o congelar vegetales, contacte su oficina de Extensión llamando al 1-800-ASK-UGA1.

Haga un Mapa

Durante el invierno haga un mapa del huerto que desea tener en la primavera. Busque información de catálogos y variedades recomendadas, luego ponga el plano del huerto en papel. Incluya los tipos de hortalizas que sembrará, la distancia entre surcos y entre plantas, la cantidad de fertilizante que usará y la fecha aproximada en que desea plantar.

Plante las hortalizas perennes como el esparrago y fresas u otro tipo de fruta pequeña en un lado en el cual no interfieran con la preparación del huerto en los años siguientes. Plante las hortalizas que crecen en el otoño al lado norte para que no sombreen las otras plantas.

Organice los surcos de acuerdo a la fecha en que serán plantadas las diferentes hortalizas para que solo una porción determinada sea preparada para las hortalizas de siembra temprana. El resto del huerto puede ser preparado cuando se necesite. Trate de organizar los surcos en una orientación de este/oeste para que estas capturen la mayoría de la luz solar.

Mantenga el espacio del huerto ocupado a capacidad durante toda la época de crecimiento. En partes de Georgia es posible crecer vegetales todos los meses del año. Al inter-plantar (plantar otro tipo de hortaliza entre los surcos de una hortaliza de maduración temprana), puede aprovechar mejor el espacio disponible. Plante especies tardías (las cuales se plantan normalmente luego de que el peligro de helada pase) entre las filas de chicharos/guisantes tempranos, lechuga, espinaca y otros cultivos similares.

Se pueden plantar hortalizas sucesivamente durante la época de crecimiento con el propósito de cosechar vegetales uniformemente a través de toda la época de crecimiento.

Liste las tareas que necesiten realizarse todos los meses junto con un mapa del huerto y un calendario. Esto le ayudará a organizarse y a hacer las tareas a tiempo. Vea el circular 943 de Extensión de la Universidad de Georgia, "Vegetable Garden calendar," para más información.

Planifique un Huerto de Otoño

Siembre nuevas plantas en los meses de julio, agosto y septiembre para que disfrute de vegetales frescos durante los meses de otoño. Los vegetales cosechados en esta época usualmente son de óptima calidad. Si se provee agua suficiente, usa pesticidas apropiadamente y fertiliza de acuerdo a las recomendaciones de la etiqueta, usted será recompensado con vegetales tiernos en una época en la cual pocas personas disfrutan de estas delicias.

Equipo

El equipo necesario depende del tamaño de su huerto. Si usted tiene un huerto pequeño de unos cuantos cientos de pies cuadrados, un azadón, un rastrillo de hierro, una horquilla, una pala de punta redonda y una bomba fumigadora es todo lo que usted necesita. En huertos más grandes, usted probablemente necesitará herramientas adicionales como un cultivador de disco, un tractor de jardín o una máquina de labrar. Asegúrese de que todo su equipo, especialmente sus bombas de fumigar y sus dispensadoras de polvo estén calibradas y en buen estado.

Mantenga un Registro

Para cada hortaliza que plante escriba el nombre de cada variedad, la fuente de la semilla, el número de lote (si está disponible), la fecha en que se plantó y la fecha en que se cosechó. También evalúe el cosecho. Mantenga registros de cualquier químico usado, análisis de fertilizantes y cualquier cosa que usted considere importante para el futuro. Todas estas notas ayudarán a planear su huerto del próximo año un poco más eficientemente.

Cultivo Variedad Fuente Núm.
de Lote
Fumigación Fertilizante Notas
Cuando ¿Con Qué? Cuando ¿Con Qué? Cantidad
                   
                   
                   

Semillas y Plantas

Plante Variedades Recomendadas

Existen una gran cantidad de variedades disponibles, y nuevas y mejores variedades consistentemente están siendo desarrolladas. La selección de la variedad correcta puede ser confusa. Se le exhorta a que usted compre aquellas variedades probadas y recomendadas para la mayoría de los cultivos. Trate nuevas variedades a escala pequeña para determinar si realmente valen la pena. Pueden o no ser superiores a las variedades tradicionales. Algunas cosas que debemos considerar al seleccionar las variedades a sembrar incluyen:

Adaptabilidad: algunas variedades rinden bien ya sea en el norte o en el sur de Georgia, pero no en ambas regiones. El microclima (“clima” de las inmediaciones en la cuales las plantas se encuentran) puede afectar el éxito de una variedad en particular.

Fructificación Temprana: El número de días desde que se siembra hasta madurez puede variar considerablemente de una variedad a otra. Siembras sucesivas de una o varias variedades con diferentes fechas de madurez pueden ser plantadas de una vez para extender el tiempo de cosecha.

Madurez: Algunas variedades son determinadas, lo que significa que solo producen una sola cosecha. Otras variedades son indeterminadas, lo que significa que pueden continuar produciendo sobre un periodo de tiempo si las plantas son mantenidas apropiadamente y las frutas son cosechadas a medida que se vayan madurando.

Productividad: Aun con el mismo cuidado, algunas variedades producen considerablemente más que otras. Usualmente los híbridos sobrepasan la producción de variedades tradicionales.

Calidad: Las variedades difieren grandemente en cuanto a sabor, textura, durabilidad de la fruta, y adaptabilidad a procesamiento (envasado y congelamiento). El uso que se le dará al cosecho puede influir en la variedad que se seleccione.

Resistencia a enfermedades: Resistencia a enfermedades de las hojas o aquellas provenientes del suelo como también a nematodos es disponible para algunas variedades. La resistencia es un factor importante que debemos considerar donde estos problemas son comunes o donde la prevención adecuada no se llevará a cabo. Una lista actual de variedades recomendadas se encuentra disponible en su oficina de Extensión (también puede ver UGA Cooperative Circular 963, "Vegetable Gardening in Georgia").

Compre Sabiamente

Compre semillas para su huerto provenientes de un distribuidor con una buena reputación. Como cualquier otra mercancía, la calidad de las semillas varía dependiendo de la compañía que la produzca. Asegúrese de que la clase, variedad, porciento de germinación y fecha de examinación se encuentren marcados en el empaque. Semillas baratas pueden ser un riesgo muy grande debido a que pueden causar que el huerto no funcione debido a una germinación pobre, semilla impura o variedades mezcladas. El mejor productor de semillas usualmente ofrece semillas tratadas de buena calidad y se rotulan basados en el tratamiento recibido. No guarde su propia semilla a menos que sean de una variedad deseada que no esté disponible. No guarde la semilla de plantas híbridas.

Nota: Compre plantas certificadas para su huerto. Siempre examine las raíces y elimine aquellas que presenten de nudos o tumores, los cuales indican infección de nematodos. Descarte toda planta infectada, débil o dañada.

Ordene Temprano

Planifique su huerto durante los meses de invierno y ordene sus semillas temprano para que haya menos oportunidad de retraso al adquirir las variedades deseadas. Muchas veces los abastos de variedades nuevas y más populares se agotan y usted acaba conformándose con otras alternativas menos deseables.

Crezca las Plantas en su Hogar

Al germinar y desarrollar sus propios trasplantes usted se asegurará de que estos sean saludables, libres de enfermedades y de las variedades deseadas, sin embargo muchas veces es difícil obtener la cantidad necesaria de plantas que necesitamos debido a propiedades de la semilla. Usted puede adelantar la cosecha, economizar espacio y extender la temporada de crecimiento de muchas siembras al sembrar las semillas directamente en el huerto. Las semillas que se germinan dentro de la casa en cajas, en camas calientes o en invernaderos producirán buenas plantas temprano en la temporada. Si las semillas se germinan y crecen en contenedores pequeños las plántulas pueden moverse luego a contenedores biodegradables de cartón o musgo u otros contenedores apropiados donde estas puedan desarrollarse hasta el tiempo de trasplante. Los tomates, pimientos, berenjenas, repollo, coliflor, brécol y algunas variedades de lechuga se pueden crecer de esta manera.

Tanto el contenedor como la tierra la cual se usará para germinar deben estar estériles para poder proteger las plántulas de insectos y enfermedades causadas por microorganismos. El tratamiento de esterilización consta en tomar porciones de tierra húmeda, colocarla en una bandeja plana y hornearlas por una hora en un horno convencional a una temperatura de 210 a 215° F (99 a 102 °C). También podemos colocar la tierra en un envase de preservar alimentos y cocinarla a presión por una hora a 15 libras (6.80 kg) de presión.

La semilla puede ser germinada y las plántulas pueden comenzar a crecerse en una caja, bandeja o maceta llena de un medio de cultivo y colocados en una ventana. Algunos medios de cultivo son la vermiculita, “sphagnum moss”, “peat moss”, arena o tierra. También se encuentran disponibles los perdigones de musgo o cubos con este propósito.

Si sus plantas crecen demasiado altas y delgadas, quiere decir que estas no están recibiendo suficiente luz solar y deben colocarse en un área donde las plantas reciban más luz. Otra posibilidad es que las o trasplántelas para darle a cada planta más espacio y más exposición.

La mayor parte de las hortalizas crecen mejor en suelo levemente ácido con un pH de 6.0 a 6.5. Estos crecen pobremente en suelos a pH más ácidos de 4.5 a 5.5. Se recomienda el uso de cal dolomítica en estos casos para neutralizar la acidez y a la vez suplir los requerimientos de calcio y magnesio que la planta necesita. Los suelos de Georgia usualmente se encuentran deficientes en estos nutrientes. Para obtener los mejores resultados, aplique la cal tres a seis meses antes de plantar su huerto. Un buen momento para aplicar cal es durante el otoño, antes de la preparación del terreno.

Preparación y Mejoramiento del Suelo

Comenzando en Otoño

La preparación en otoño asegurará que a la hora de plantar su huerto en primavera usted tendrá las condiciones adecuadas. Troce los residuos de la temporada pasada y cultive el terreno durante el otoño, enterrando los residuos en el fondo del surco. Haciendo esto ayudamos a reducir el riesgo de enfermedades y aceleramos la descomposición. Prepare las camas o cree surcos en el otoño para plantar hortalizas de clima fresco o para dejar el espacio listo para plantar en primavera temprana (enero – marzo). Al hacer esto permitimos que el exceso de humedad drene y seque los topes de los surcos.

Añada Materia Orgánica

Añada materia orgánica al suelo cuando sea posible. Esta mejora la composición del suelo, conserva la humedad y promueve el desarrollo de las raíces. La materia orgánica en el huerto se descompone rápido por el constante movimiento del terreno y las altas temperaturas. Hacer composta es una manera ideal por medio de la cual podemos restaurar la materia orgánica que se descompone con el tiempo. Una buena composta podrá construirse de paja, heno, hojas, estiércol, aserrín y malezas. Hable con su agente de Extensión para más información de cómo realizar composta en su hogar. También se pueden añadir hojas o estiércol directamente al huerto e incorporarse en el suelo durante las preparaciones de otoño.

cultivation

Cultivos de Cubierta

Si su huerto es suficientemente grande, siembre en parte de este, cultivos como tréboles, centeno, trigo o alguna legumbre de la familia Vicia (vetch) durante el invierno. El trébol carmesí puede sembrarse sobre una parte del huerto la cual vaya a ser cosechada durante el verano a medida que las plantas vayan madurando. La semilla de trébol carmesí puede ser mezclada con nabo; esta primera no interferirá con el crecimiento de la otra y rellenará los espacios dejados cuando el nabo se coseche.

Si una cosecha abundante de cultivos de cubierta es incorporada al suelo antes de plantarse en primavera, es recomendable que se aplique un poco de nitrógeno (nitrato de sodio, nitrato de amonio o sulfato de amonio).

Conozca sus Fertilizantes

Los fertilizantes son vendidos de acuerdo a la cantidad de elemento contenido en el paquete (grado) (Ej. 6-12-12 o 5-10-15). Estos números se refieren al porciento de nitrógeno, fósforo y potasio, respectivamente. Por ejemplo, en 100 libras de 6-12-12, hay 6 libras (2.72 kg) de nitrógeno (N), 12 libras (5.44 kg) de fosforo disponible (P2O5) y 12 libras de potasio soluble (K2O), para un total de 30 libras de nutrientes. El resto consiste en otros nutrientes, rellenos y en algunos casos, acondicionadores.

Tres grados de fertilizantes adecuados para la mayoría de los cultivos del huerto. Tres grados de fertilizantes adecuados para la mayoría de los cultivos del huerto.

Use un grado 10-10-10, 6-12-12 o 5-10-15 en su huerto en vez de fertilizantes para vegetales específicos. Estos tres grados dan excelentes resultados para la mayoría de los cultivos en el huerto. Use nitrógeno adicional como suplemento para frijol, maíz, repollo, col, nabos, pepinos, calabacines, lechuga, quingombó (okra), pepinos, berenjenas y tomates. Para chiles/pimientos y tomates, aplique la primera dosis de suplemento luego de que los primeros frutos comiencen a desarrollarse y repítala entonces cada cuatro a seis semanas. La cantidad a usarse variará de acuerdo con la variedad crecida y la fertilidad del terreno.

Requerimientos Nutricionales Altos
Repollo
Lechuga
Tomate

Celery
Cebolla

Papas Irlandesas
Batatas (Camotes)
Requerimientos Nutricionales Medianos

Alcachofa
Remolacha
Maíz dulce
Hierbas
Pimientos
Ruibarbo
Verduras

Esparrago
Melón chino/counteloupe
Pepino
Okra
Calabaza
Acelga
Frijoles (todas clases)
Zanahoria
Berenjena
Guisantes ingleses
Rábanos
Sandía
Requerimientos Nutricionales Bajos
Chícharos o Guisantes del Sur

Los vegetales caen en tres categorías basado en sus requerimientos de fertilizante. Si su huerto es grande, agrupe los cultivos de acuerdo con sus necesidades nutricionales para que de esta manera se distribuya el fertilizante de manera más fácil y eficiente.

La cantidad de fertilizante que usted aplique a varias hortalizas en su huerto debe determinarse mediante los resultados de una prueba de suelo. Al tomar una muestra de suelo usted obtiene recomendaciones específicas acerca de cómo encalar y fertilizar su huerto.

Aplicación de Fertilizantes

Los fertilizantes pueden ser aplicados en diferentes maneras: (1) esparciendo el fertilizante y luego incorporándolo en el suelo antes de plantar (esta forma es ineficiente); (2) esparciendo la mitad antes de sembrar y aplicando el resto en bandas de 3 pulgadas de ancho al lado de la fila un poco más debajo de la profundidad de la semilla; o (3) aplicando un tercio o la mitad del fertilizante en bandas de 3 pulgadas de ancho (como el numero 2) al momento de sembrar y luego administrando el resto en dos o tres aplicaciones laterales a intervalos de dos o tres semanas luego de que las plantas estén bien establecidas.

El esparcimiento en bandas del fertilizante ayuda a que las plantas comiencen a crecer saludablemente. Sin embargo, si se aplica demasiado fertilizante o muy cerca de la semilla o plantas jóvenes, este puede dañar severamente la raíz. Debido a la cantidad pequeña de fertilizante requerida para filas cortas o huertos pequeños es muy fácil aplicar demasiado en un solo sitio. Recuerde, una pinta (0.47 litros) de fertilizante comercial pesa una libra (0.45 kg).

Aplicación lateral se refiere a colocar la partícula de fertilizante en el suelo al lado de la planta para proveer alimento adicional el cual se usará durante la fase de crecimiento. Una aplicación lateral apropiada permite que los nutrientes se muevan gradualmente al área de las raíces previniendo quemaduras de estas u otras partes de la planta las cuales podrían entrar en contacto con el fertilizante concentrado de colocarse en una posición muy cercana.

Al aplicar lateralmente haga un surco llano (1 a 2 pulgadas de profundidad y 2 a 3 pulgadas de ancho; 2.54 a 5.08 cm de profundidad y 5.08 a 7.62 cm de ancho) en ambos lados y a 4 a 5 pulgadas (10.60 cm a 12.70 cm) de la planta. Rocíe el fertilizante uniformemente dentro del surco – usualmente 200 a 300 libras (90.72 a 136.08 kg) por acre son requeridas (vea la tabla de fertilización abajo) – y luego cubra el fertilizante al empujar una pulgada o dos de suelo hacia el centro del surco. Para plantas como sandía, melón cantaloupe, pepinos y calabazas, las cuales son plantadas en camas bastante separadas unas de las otras, forme un surco circular a 4 o 5 pulgadas (10.60 cm o 12.70 cm) lejos del tallo y siga las mismas direcciones anteriores.

Cantidad Aproximada (en pintas) de fertilizante por cada 100 pies
Lbs./A* Filas de
12 pies
Filas de
18 pies
Filas de
24 pies
Filas de
30 pies
Filas de
36 pies
Filas de
42 pies
Por cada
100 pies
cuadrados
100 1/4 1/3 1/2 2/3 3/4 1 1/4
200       1 1/4 1 1/2 1 3/4 1/2
300       1 2/3 2 1/4 2 1/2 3/4
400       2 1/2 2 3/4 3 1/2 1
500       3 3 3/4 4 1/4 1 1/4
1000       6 7 1/2 8 1/2 2 1/4
2000       12 15 18 5
2500       18 22 1/2 27 7 1/2
* 1 pinta del fertilizante promedio pesará alrededor de 1 libra (0.45Kg).
** 1 pie = 30.48 cm

Prepare el Suelo Temprano

Si no barbecho o volteo el suelo durante el otoño, voltee el suelo en la primavera tan pronto como cuando esté suficientemente seco para trabajar. Para ver si el suelo está suficientemente seco, moldee en una bola la cantidad de suelo que quepa en su mano Si la bola no es pegajosa pero se rompe fácilmente cuando presiona su dedo en ella, entonces el suelo está en condiciones para ser trabajado.

Cultive o pique e terreno a una profundidad de 7 o 8 pulgadas (17.78 o 20.32 cm). Entierre la mayor cantidad posible de residuo orgánico como estiércol, hojas, composta y heno viejo. Si tiene una gran cantidad de materia orgánica, rocíe algún tipo de nitrógeno antes de enterrarla. Esta técnica acelera la descomposición del material y provee nitrógeno para los organismos que viven en el suelo y las plantas.

Prepare el Suelo

Rastrille o nivele el suelo luego de voltearlo para mantener una buena textura previniendo así que este se seque excesivamente en el futuro. Podría ser necesario el volver a nivelar el suelo justo antes de sembrar para asegurarnos de tener buenas condiciones de siembra. Para hortalizas de semilla pequeña, una superficie bien pulverizada asegura una germinación más eficiente.

Sembrando en el Huerto

Siembre Usando un Itinerario

El sembrar el huerto es más de que un trabajo de un solo día. Planee cada vez que siembre, y luego préstele atención lo más detalladamente posible. Plante nabos, lechuga, repollo, guisantes ingleses, zanahorias, remolachas y papas mucho antes de la fecha de la última helada. Plante tomates, pimientos, berenjenas, y okra luego de que el peligro de helada haya pasado. Vea la Publicación 117 de UGA Cooperative Extension, "First and Last Frost Dates in Georgia". Para prepararse para producir hortalizas de verano y otoño, continúe sembrando cuando las variedades de maduración temprana vayan siendo cosechadas. La gráfica de siembra abajo muestra las fechas aproximadas para sembrar.

Fechas aproximadas de la última helada (temperatura menor o igual a 32° F) en primavera. Fechas aproximadas de la última helada (temperatura menor o igual a 32° F) en primavera.
Fechas aproximadas de la primera helada (temperatura menor o igual a 32° F) en otoño. Fechas aproximadas de la primera helada (temperatura menor o igual a 32° F) en otoño.

Marcando los Surcos

Muchos dueños de huertos han encontrado que el usar cordones gruesos estirados paralelos a los surcos puede facilitar el proceso de sembrar. Al usar cuatro estacas y un pedazo de cordón dos veces el largo del huerto, usted podrá marcar dos surcos de una vez, ahorrándose un poco de tiempo. El ancho entre cultivos variará dependiendo de las hortalizas que está sembrando. Verifique la gráfica abajo la cual contiene recomendaciones del ancho, espacio entre plantas y profundidad de siembra.

La mejor forma de sembrar la mayoría de las hortalizas es sembrarlos en surcos más o menos uniformes, sin embargo, algunas plantas como el calabacín y la sandía se manejan mejor al sembrarlas en montículos. El término montículo (hill, en inglés) se refiere a un grupo de plantas juntas, no un montículo de tierra.

Marcando los Surcos

Al abrir la tierra para sembrar plantas de semilla grande como frijoles, guisantes, y maíz dulce, use un azadón para hacer un surco o camine en reversa parándose en el cordón y arrastrando un extremo de la asada paralelo a este. Para vegetales de semilla pequeña el surco puede ser hecho con el extremo del mango de la asada, sin embargo muchas personas usan sembradoras para este trabajo. Existen diferentes modelos de sembradoras propulsadas por empuje y estas hacen un buen trabajo de sembrar la mayoría de las hortalizas.

Siempre afirme el suelo (no lo comprima) alrededor de la semilla con una asada plana, la llanta de un arado de jardín o su zapato. Cuando sembramos en el suelo seco, es buena idea humedecer el área para asegurar la germinación. Si una sequía continúa, agua es necesaria en unos días.

Siembre un poco más de semilla de la cantidad de plantas que desea obtener. Esto permite que otras plantas reemplacen en el lugar de aquellas que no germinan o mueren temprano. Inclusive las semillas con un alto por ciento de germinación, algunas no germinan. Pájaros, orugas y enfermedades pueden causar la perdida de algunas plántulas. Cuando estén bien establecidas, entonces puede sacar el exceso para que las que queden tengan suficiente espacio para crecer. Realice esta tarea temprano para que las plantas no crezcan flacas.

Use una capa de heno como cubierta ½ a 1 pulgada (1.27 a 2.54 cm) de grueso para tapar las semillas pequeñas. La cubierta previene la compactación del suelo alrededor de las semillas cuando estas son regadas y protege las plántulas cuando estas germinan. Una cubierta es especialmente útil cuando se riega frecuentemente por sequía para obtener buena germinación.

Trasplante Plantas Saludables

No importa si usted crece sus propios trasplantes o los compra, muchas hortalizas producen más temprano y mejores cosechas cuando son crecidas en almácigos protegidos o cajas y luego trasplantadas al huerto. El crecer plantas saludables y de buena calidad es difícil, pero puede ser hecho con buena semilla, tierra limpia y atención a factores como calor, luz, humedad y ventilación. Crezca plantas sanas, libre de enfermedades y trasplántelas inmediatamente luego de que sean extraídas de los almácigos donde fueron germinadas. Luego de haber sido sembradas, riéguelas uniformemente para que el suelo se acomode alrededor de las raíces y así excluir el aire. Luego de que el agua haya penetrado la tierra completamente, cubra la superficie húmeda con una capa de seca.

Proteja las Plantas

Use algún tipo de material para sombrear las plantas hasta que estas tomen fuerza.

Para mantener conejos y otros animales fuera del huerto, coloque una cerca de alambres alrededor del área a una altura de 24 a 30 pulgadas (60.96 a 76.20 cm). Los repelentes también pueden ser efectivos contra animales grandes como los venados. Vea el circular número 889-2 de UGA Cooperative Extnesion "Using Milorganite® to Temporarily Repel White-Tail Deer from Food Plots", para más información.

Si hay peligro de heladas luego de que las plantas estén en el huerto, invierta un cesto o una cubierta especial que mantenga el calor sobre cada planta. Gorros calientes (hotcaps, en inglés) para plantas sirven como protectores contra helada y muchas semillas pueden ser sembradas debajo de estos. Luego de que las plantas estén establecidas y el peligro de helada pase quite el "hotcap". En días soleados y calientes, haga huecos en los lados del hotcap para proveer ventilación. Vea el circular 872 de UGA Cooperative Extension, "Winter Protection of Ornamental Plants" para más información.

 Cultive llanamente. Cultive llanamente. La cultivación profunda corta lar raíces de las plantas y aumenta la pérdida de humedad.

Control de Malezas

Las malezas compiten por humedad y fertilizantes, y deben ser controladas por medio de la remoción manual, cubiertas o el uso de herbicidas. Usar herbicidas en el huerto casero es difícil y no se recomienda generalmente ya que no hay un herbicida que pueda ser usado para todos los cultivos y la cantidad a utilizarse en crítica. Demasiado herbicida puede lastimar y hasta matar nuestras plantas deseadas, mientras que muy poco, no matará las malezas. Se necesita un equipo de precisión para aplicación, pero muchas veces no está disponible para los dueños de huertos. Se deben seguir las recomendaciones de la etiqueta para poder obtener los resultados deseados de forma segura.

Cultive Temprano

Comience a cultivar (remover malezas) en el huerto pronto luego de que las plantas se hayan establecido. Una cultivación temprana ayudará a las plantas crecer con menos estrés. Remueva las plantas indeseadas que puedan quitarle el fertilizante y humedad, y posiblemente ahogar las plántulas.

Cultive Llanamente

Use un azadón filoso o un cultivador equipado con cuchillas que se entierran poco. No hay necesidad en cultivar profundo, lo cual causa pérdida de humedad, corta raíces y requiere más trabajo. Un cultivador de motor puede ser usado superficialmente entre las filas para remover las malezas.

Cultive Frecuentemente

Cultive plantas jóvenes frecuentemente para reducir la posibilidad de que las malezas ahoguen las plantas. Si el suelo se preparó bien y se encuentra en buena condición, el único beneficio de cultivar será el controlar las malezas de su huerto.

Cubiertas

Cubiertas

Una cubierta de paja, grama seca, hojas secas o heno de pino ayudará a conservar la humedad, mantener las malezas al margen y evitar el contacto de tomates, pepinos y calabacines con el suelo. Para ser efectivas, las cubiertas deben colocarse entre los surcos y alrededor de las plantas, y deben ser 2 a 4 pulgadas (5.08 a 10.16 cm) de profundidad luego de asentarse. No coloque cubiertas en el huerto demasiado temprano en la primavera. Espere a que el suelo se caliente. La cubierta bloqueará la luz del sol y hará que el suelo se mantenga frío retardando el crecimiento de las plantas. Espere cuatro semanas luego de trasplantar los vegetales antes de colocar la cubierta.

El material que usamos de cubierta cuando la temporada de crecimiento del huerto haya terminado puede amontonarse para reusarse nuevamente o puede ser dispersado sobre el área e incorporado en el suelo. Si usted añade material descompuesto al suelo, coloque un poco de fertilizante sobre la superficie antes de incorporarlo.

Irrigación

Irrigación

La cantidad de agua que su huerto usará depende del tipo de suelo, la fase de crecimiento en que sus plantas se encuentran, cantidad de lluvia y temperatura. La mayoría de los huertos requieren alrededor de 1 a 1 ½ pulgadas (2.54 a 3.81 cm) de humedad por semana durante la época de crecimiento. Riegue con suficiente frecuencia como para mantener la cantidad de humedad uniforme. En suelos medianos y pesados, una cantidad de 1 pulgada por semana debe ser adecuada en la ausencia de suficiente lluvia. En suelos ligeros y arenosos, 2 o 3 ½ pulgadas (5.08 o 8.89 cm) de agua por semana pueden necesitarse.

Polinización

Polinización

Los pepinos, melones cantaloupes, calabaza, calabacines, sandías y calabazas tipo gourd contienen flores macho y flores hembra en cada planta. La flor hembra usualmente se reconoce porque su “fruta miniatura” (ovario) es visible en la base de los pétalos.

Para que un fruto se desarrolle el polen debe ser transferido desde la flor macho a la hembra. Debido a que el polen en estas plantas es pegajoso, este no se esparce por el viento. Un número adecuado de abejas deben visitar su huerto para que la transferencia de polen resulte en una fruta viable. Si usted utiliza químicos en su huerto, siga las direcciones de aplicación detalladamente y solo fumigue en la tarde cerca del obscurecer para evitar matar abejas y otros insectos beneficiosos. Vea el Circular 934 de UGA Cooperative Extension, "Pollination of Vegetable Crops, o el Boletín 1349, "Beyond Butterflies: Gardening for Native Pollinators," para más información.

Consejos a Seguir al Trabajar en el Huerto

Las fechas de siembra, espacio entre plantas y la profundidad de siembra para diferentes plantas se encuentran en la tabla inferior para la mayoría de las hortalizas. A continuación les proveemos más información acerca de varios cultivos específicos:

Espárragos

Los espárragos se encuentran entre los cultivos que se cosechan más temprano durante la primavera. Estos requieren más preparación de terreno que muchas otras siembras del huerto, pero el esfuerzo extra se paga con un buen rendimiento de vegetales superiores a los encontrados en el supermercado. Prepare el suelo correctamente y podrá cosechar espárragos por años.

Método del surco para trasplantar coronas de espárragos Método del surco para trasplantar coronas de espárragos. El diagrama arriba muestra la posición de las coronas luego de ser cubiertas por el suelo.
  • Abra un surco 14 pulgadas (35.56 cm) de profundo y 18 pulgadas (45.72 cm) de ancho Mantenga el suelo de la superficie y descarte el subsuelo. Haga filas con un espacio de 4 a 5 pies (1.22 a 1.52 metros) de distancia. En las áreas en las cuales la capa superior del suelo es muy fina, traiga más cantidad de otras áreas.

  • Disperse una capa de composta, estiércol, musgo o hojas secas a un grosor de 2 pulgadas (5.08 cm). Añada 4 pulgadas (10.16 cm) de la capa superior de tierra. Luego, añada 10 pintas de fertilizante 5-10-15 o 8 pintas (3.76 litros) de 6-12-12 y 10 pintas (4.73 litros) de cal para cada 100 pies (30.48 metros) de fila. Mezcle esta fórmula uniformemente. Advertencia: Use menos fertilizante proporcionalmente, menos fertilizante y cal si el surco es más pequeño que las 14 por 18 pulgadas (35.56 por 45.72 cm).

  • Añada 2 pulgadas (5.08 cm) de capa superior sobre la mezcla.

  • Coloque las coronas o trasplantes de esparrago en el surco 12 a 18 pulgadas (30.48 a 45.72 cm) separadas una de la otra, asegurándose de distribuir las raíces. Cubra las coronas con 3 pulgadas (7.62 cm) de capa superior de suelo. (Nota: los trasplantes deben tener al menos un año de edad.)

No quite ningún esparrago el primer año. Si hay un buen crecimiento en la primera temporada, los espárragos pueden ser cortados durante la época siguiente cada 14 días sin dañar el vigor de las raíces. Quite todos los retoños durante esta temporada y las siguientes. Remueva y queme los topes de la planta durante el otoño.

Frijoles

Los frijoles o habichuelas tiernas se adaptan bien a la mayoría de los huertos. Comience a sembrar al tiempo en que la última helada se supone que ocurre. Se pueden realizar siembras sucesivas a lo largo de varias semanas para prolongar el tiempo de cosecha. Los frijoles de otoño pueden ser plantados en julio o agosto temprano. Los tipos arbustivos o semi-enredaderas son los más fáciles de plantar, pero las enredaderas ofrecen calidad superior para aquellos que se esfuerzan en proveerle a estas plantas soporte para que se enreden. Enredarlas usando cordeles puede ser logrado por los siguientes métodos:

  • Entierre un palo de 6 a 7 pies (1.83 a 2.13 metros) para cada montículo.

  • Coloque un poste a cada extremo de la fila con un alambre 5 a 6 pies (1.52 a 1.83 metros) de alto yendo de un poste a otro, y cuelgue cordeles desde la base de la planta hasta el alambre.

  • Cuando el espacio sea limitado, plante frijoles tipo enredadera en un círculo de 6 pies de diámetro para hacer un "teepee"; coloque un poste de 7 a 8 pies (2.13 a 2.44 metros) de alto en el centro del círculo y ponga cordeles o palos desde la base de la planta hasta el tope del poste central.

Frijole Blancos (Lima Beans)

Lima beans o “butterbeans” pueden crecer al mismo tiempo y forma que los “snap beans”. Se pueden obtener varias cosechas de estas plantas si se cuidan adecuadamente y se cosechan antes de que los granos se maduren.

Brécol (Bróccoli)

El brécol es un excelente cultivo para la casa o huerto y puede ser plantado en primavera y otoño. Las prácticas generales de cultivo son las mismas que para el repollo. Las plantas puede que no estén disponibles cuando las necesite, así que plante las semillas en bandejas alrededor de seis semanas antes de cuando las necesite.

Repollo

El repollo es un cultivo de clima frío y puede sembrarse durante el otoño o primavera temprana. Aquellas variedades de tamaño mediano deben ser plantadas cada 12 pulgadas (30.48 cm) en una fila. El espacio para las variedades grandes como Rio Verde son de 8 a 10 pulgadas (20.32 a 25.4 cm) siendo estas cosechadas cuando las cabezas sean pequeñas o medianas.

Coliflor

La coliflor requiere clima fresco y puede ser crecida tanto en primavera como en otoño. Es mejor sembrar las semillas dentro de la casa por seis semanas antes de trasplantarlas en primavera. Para blanquear las cabezas, agarre las hojas y amárrelas sobre la misma cuando esta alcance un tamaño de una pelota de golf. Existen nuevas variedades que se auto-blanquean y estas no necesitan ser amarradas.

Col

Las coles pueden soportar diferentes temperaturas si se acondicionan adecuadamente. Estos pueden ser sembrados directamente en el suelo, luego seleccionando las plantas deseadas o se pueden crecer como trasplantes. La col es muy popular en Georgia y su contenido de proteína, grasa y carbohidratos sobrepasa al del repollo, hojas de nabo y la espinaca. La col puede ser cosechada al cortar la planta completa o solo seleccionando hojas individuales. Esta última alternativa tiene la ventaja de que la planta continuará creciendo y la misma podría ser cosechada en el futuro.

Pepinos

Seleccione una variedad de pepino de acuerdo al uso que desee darle. Algunas variedades son mejores para encurtir o hacer escabeche (pickling en inglés), mientras que otras son mejores para usarse frescas o en ensalada. Pueden sembrarse en primavera u otoño. Cuando el espacio es limitado, los pepinos pueden ser crecidos por medio de un marco. El uso de este aumentará la producción y protegerá la fruta de pudrición por entrar en contacto con el suelo. Es necesario que las abejas polinicen los pepinos, así que no utilice insecticidas mientras las abejas estén activas.

Lechuga

Un paquete pequeño de semilla usualmente provee suficientes plantas para una fila de 100 pies (30.48 metros). Las semillas pueden plantarse directamente en el suelo y sacar las no deseadas. También puede plantarlas dentro de la casa, en un invernadero o en una cama caliente. Las plantas que se entresaquen pueden ser transplantadas. Siembre las semillas tan temprano como sea posible trabajar el suelo. Se requieren de cuatro a seis semanas para que la planta esté lista para cosecharse.

Trate de sembrar lechuga en su huerto de otoño y también en el de primavera. Las semillas deben ser plantadas tarde en el verano para que estén listas en otoño. La siembra de lechuga tipo iceberg (en forma de pelota) debe empezar durante la última semana de julio y en el área de las montañas, esta no debe pasar de la primera semana de agosto. Las fechas de siembra pueden ser mas tarde en aquellos condados al sur de esta región.

Quingombó (Okra)

Este vegetal se muy delicado y no persiste si se planta antes de que el suelo se caliente. Las plantas de okra pueden sobrevivir el verano si se mantienen bien fertilizadas, irrigadas y si se cosechan sus frutos adecuadamente. Vea el Circular de UGA Cooperative Extension 941, "Growing Okra in the Home Garden", para más información.

Guizantes: Ingleses y Garden

Una libra de semillas puede servir para plantar una fila de 100 pies (30.48 metros). Plante las semillas a un espacio de 1 pulgada entre planta, 1 pulgada de profundidad y a un espacio entre filas de 7 pulgadas (17.78 cm) para que el cultivarlos sea más fácil. Los guisantes pueden sembrarse en filas dobles con un espacio entre filas de 18 pulgadas (45.72 cm). Cuando se siembre en filas dobles mantenga la superficie ligeramente rastrillada para controlar las malezas hasta que la semilla emerja. Con una variedad como Thomas Laxton, las plantas pueden arrancarse a la vez. Para esta variedad todas las vainas estarán listas para cosecharse a la vez.

Plante guisantes desde enero hasta marzo, dependiendo del área del estado. El suelo para esta siembra puede ser preparado completamente en el otoño lo que permite que el mismo esté seco y listo para sembrarlo tempranamente. Esta siembra no tolerará climas calientes así que el plantarla temprano es importante.

Un bushel (35.23 litros) de vainas equivaldrá a 5 cuartos (1.10 litros) de guisantes desgranados para enlatar o congelar.

Pimientos

Se pueden sembrar diferentes clases de pimientos en su huerto, incluyendo los morrones (bell), banana, picantes y pimento. Es mejor tener estas plantas listas para sembrarse al momento en que el no exista peligro de helada.

Cebollas

Las cebollas verdes usualmente son plantadas en grupos y requieren 6 a 8 semanas en llegar a un tamaño comestible. Trasplante las plántulas cada 2 pulgadas (5.08 cm). Las cebollas maduras pueden ser sembradas directamente en el huerto en el sur de Georgia durante el mes de septiembre u octubre, o las plantas pueden ser transplantadas en noviembre o diciembre. Las cebollas alcanzarán madurez en Mayo. En el norte de Georgia, siembre los trasplantes temprano a mediados de marzo.

Cuando las plantas comienzan a madurarse (usualmente cuando alrededor de ¾ de las hojas se le caen), use un rastrillo suave para lacerar las hojas que quedan verdes para que toda la cebolla se madure uniformemente. Cuando todas las hojas se mueran, entonces jale las cebollas y sepárelas y póngalas al sol por un día o dos para que se sequen. Coloque las hojas sobre los bulbos para prevenir que el sol le queme la cascara. Luego de que se sequen, corte las hojas una pulgada sobre los bulbos y guarde las cebollas en cajones de madera o bolsas de malla en un área donde el aire circule.

Papas Irlandesas

Corte las semillas de tal manera que cada pedazo tenga uno o mas yemas u “ojos” (punto de crecimiento) saludables. Cada pieza debe pesar 1 ½ a 2 onzas (42.52 a 56.70 gramos). Espacie las semillas 8 a 10 pulgadas (20.32 a 25.40 cm) una de las otras y afírmelas en el suelo. Cubra las semillas con 3 a 4 pulgadas (7.62 a 10.16 cm) de suelo de suelto. Rastrille la superficie ocasionalmente para matar cualquier semilla que haya germinado antes de que los brotes emerjan.

El agua es muy importante cuando los capullos se estén formando y debe ser administrada si el suelo está muy seco. Amontone algo de suelo alrededor de la base de las plantas para cubrir los tubérculos previniéndole a estos enverdecer. Vea el Circular 849 de UGA Cooperative Extension, "Potato Production in the Home Garden," para más información.

Cucurbitáceas (Squash)

La calabaza de verano o summer squash es una hortaliza tierna que puede crecerse durante todo el verano y cosecharse su fruto para consumo durante su etapa de crecimiento inmadura. Hay diferentes variedades de cucurbitáseas incluyendo yellow crookneck, yellow straightneck, scallop y zucchini. Como los pepinos, las abejas deben polinizar sus flores.

Los calabacines tipo Winter squash, acorn, butternut y hubbard pueden ser crecidos durante el verano, pero estos frutos, a diferencia de los anteriores deben ser cosechados en su etapa madura. Los frutos tienen una piel dura que les permite almacenarse a través de todo el invierno. Algunas cucurbitáceas son arbustivas mientras que otras son enredaderas (las que necesitarán más espacio por planta para crecer.

Maíz Dulce

El maíz dulce se adapta a todo Georgia. Al seleccionar variedades con diferentes fechas de maduración, la cosecha puede extenderse sobre un periodo de tiempo mas largo. Para obtener la mejor calidad de maíz dulce, este debe ser cosechado al tiempo de maduración adecuado llamado la “fase de leche” o estado lechoso (“milk stage” en inglés). A este tiempo, los granos no se han madurado completamente y se sienten suaves. Estos permanecen en esta etapa por unos cuantos días antes de endurecerse. Luego de su cosecha, la calidad se pierde rápidamente. Antes de que esto suceda el maíz debe ser consumido, congelado o procesado cuanto antes. Vea el Circular 905 de UGA Cooperative Extension, “Growing Home Garden Sweet Corn”, para más información.

Tomates

Los tomates son un fruto muy popular en huertos caseros. Las plantas pueden transplantarse dos o tres semanas antes de la última helada con protección adecuada. Si no va a proveer protección, espere a que sea seguro para plantar sus tomates. Existen dos tipos de tomates con diferentes hábitos de crecimiento.

Determinados — estos tomates solo producen una cosecha, usualmente sobre un periodo de cuatro a seis semanas. Cuando todas las frutas son cosechadas, entonces las plantas se mueren.

Indeterminados — estos tomates continúan creciendo siempre y cuando las condiciones sean favorables. Los tomates indeterminados son usados cuando los tomates son estacados para cosecharse a través del verano. Las plantas pueden ser podadas individualmente para que desarrollen solo uno o dos tallos principales que son atados a una estaca o pueden ser encerrados en una jaula metálica la cual proveerá soporte a la planta y la mantendrá creciendo verticalmente. No necesita poda si se usa la jaula.

Use una jaula de alambre (izquierda) o una estaca (derecha) para apoyo. Use una jaula de alambre (izquierda) o una estaca (derecha) para apoyo.

Las flores de tomate son muy sensibles a cambios en temperatura. Si la temperatura se mantiene entre 55 °F y 60 °F (12.78 °C y 15.56 °C), la polinización es muy pobre y pocos frutos se forman. Temperaturas de 90 °F a 95 °F (32.22°C a 35°C; comunes en el sur) también son desfavorables para la polinización.

La planta de tomate también requiere una buena cantidad de agua. Cubra el suelo alrededor de la planta con varias pulgadas de paja, heno viejo, aserrín, o plástico para mantener controladas las malezas y la temperatura uniforme, además de disminuir la evaporación del agua. Use un nitrato para abonar sobre la cubierta y provea agua para que este llegue a la zona de absorción.

La pudrición de la flor puede ser un problema serio en tomates. Para prevenir este desorden, mantenga el pH entre 6.0 y 6.5 con niveles adecuados de calcio. Mantenga los niveles de humedad uniformes (no muy mojado ni muy seco), y use nitratos para proveer nitrógeno. La pudrición de la flor puede ser controlada al rociar cloruro de calcio (2 onzas en 3 galones de agua o 2 cucharadas por galón (3.78 litros) hasta que la condición se corrija. Para más información vea el Circular 938 de UGA Cooperative Extension, "Blossom-End Rot and Calcium Nutrition of Pepper and Tomato." Para información general acerca de tomates en el huerto casero, vea el Boletín 1272 de UGA Cooperative Extension, "Georgia Home Grown Tomatoes."

Hierbas Aromáticas

Muchas hierbas aromáticas pueden ser usadas para cocinar. Estas no solo añaden sabor a la comida, sino que algunas también son plantas ornamentales muy atractivas. Muchas requieren poca atención luego de que se hayan establecido. Para más información contacte a su agente de Extensión, o vea el Boletín 1170 de UGA Cooperative Extension, "Herbs in Southern Gardens."

Enfermedades y Control de Insectos

Enfemedades

Muchas enfermedades de las hojas o provenientes del suelo pueden atacar las plantas del huerto. Estas deben ser controladas o prevenidas para obtener buenos rendimientos y buena calidad. Las buenas prácticas hortícolas deben resultar en plantas fuertes que sean menos susceptibles a enfermedades y el uso de medios químicos para controlar las mismas sea mínimo. Por ejemplo, evite regar las plantas tarde en el día porque el follaje húmedo contribuye a los problemas de enfermedades. Contacte a su agente de Extensión para más información al respecto.

Insectos

Algunos insectos que comúnmente se encuentran en el huerto son los áfidos (piojos de plantas), gusanos del corazón (cutworms), orugas del tomate (tomato fruitworms), pickleworms, gusanos de alambre (wireworms), ácaros araña (spider mites), conchuelas (Mexican bean beetles), saltahojas (leafhoppers), gusanos de mazorca de maíz (corn earworms) y los escarabajos de la papa de Colorado (Colorado potato beetles). En el huerto casero, una inspección regular y buenas prácticas agrícolas pueden disminuir la necesidad de pesticidas químicos como medio de control para estas plagas. Verifique toda la planta, incluyendo el envés de las hojas, buscando evidencias de plagas. Contacte su agente de Extensión si sospecha una invasión para que este le provea información actualizada de cómo controlarla.

Coseche Vegetales de Alta Calidad

Coseche Vegetales de Alta Calidad

Mantenga los siguientes puntos en mente cuando vaya a cosechar los vegetales:

  • Coseche al momento adecuado de maduración, no antes ni después; la mayor parte de las siembras pueden ser cosechadas varias veces si se remueven los productos que están listos.
  • Coseche a tiempo. La okra, por ejemplo, debe ser cosechada cada dos a tres días. Si no se hace, algunos frutos crecerán muy grandes y se endurecerán. Esta condición alterará la producción de la planta.
  • Coseche cuando las hojas estén secas. El mover las hojas cuando están húmedas provee una oportunidad de dispersión de las esporas que podrían causar algunas enfermedades.
  • No mutile el follaje parándose en enredaderas o rompiendo tallos. Esto crea una herida por la cual muchos organismos causantes de enfermedades puedan tener acceso al tejido interno de la planta.
  • No coseche cuando las plantas se encuentran marchitas. Las heridas causan pérdida de agua causando estrés a la planta.
  • Mueva los vegetales recién cosechados a la sombra inmediatamente y manténgalos a temperaturas frescas para preservar su calidad. La calidad de algunos productos como las habichuelas/frijoles tiernos, se deteriora rápidamente luego de que estas se cosechan a menos que las vainas se mantengan frescas.
  • Use los vegetales frescos tan pronto pueda para aprovechar su calidad. Cosecha solo lo que pueda usar o presérvelo inmediatamente.
  • Cuando coseche, cuidadosamente remueva la parte de la planta que desea asegurándose de prevenir heridas innecesarias a la planta. Las heridas debilitan la planta y causan que esta reduzca su producción.

Almacenamiento, Envasado y Congelado

¿Por qué no extender la recompensa de tener un huerto para utilizarla todo el año? Algunos vegetales son fáciles de mantener durante el invierno en un lugar preparado para almacenarlos como en un ático o un sótano.

Almacenamiento en Sótano

Sótanos secos y bien ventilados con una temperatura relativa de 40°F a 60 °F (4.44°C a 15.56°C) pueden ser usados para almacenar cebollas, calabazas y calabacines. Use un sótano fresco para almacenar zanahorias, apio, pastinaca (parsnip) y papas irlandesas. A menos que no se mantengan enterrados en arena, los nabos y nabos suecos (rutabagas) despiden olores que pueden ser transmitidos al resto de la casa.

Envasado y Congelado

Muchos vegetales que no pueden ser almacenados por largo tiempo y pueden preservarse para uso futuro al envasarlos o congelarlos. El envasado y congelado debe ser realizado lo antes posible luego de la cosecha para asegurar la mejor calidad. Seleccione solo los vegetales de mejor calidad para preservarlos. Para más información acerca del envasado y congelado de vegetales, contacte a su agente de Extensión o vea el Boletín 989 de UGA Cooperative Extension, "So Easy to Preserve."

Para un huerto exitoso…

  • Localícelo cerca de la casa en pleno sol.

  • Planifíquelo cuidadosamente.

  • Use las variedades recomendadas.

  • Prepare el terreno uniformemente.

  • Fertilice de acuerdo a las recomendaciones.

  • Siembre las plantas usando un calendario programado de siembra.

  • Controle las malezas, insectos y enfermedades.

  • Use cubiertas.

  • Provea agua para las plantas uniformemente y cuando estas los necesiten.

  • Envase, congele o almacene algunos productos para su uso en el futuro.
Tabla de Siembra para el Huerto**
Cosecha Días hasta Madurez Fechas de siembra en Primavera Fechas de Siembra en Otoño Semillas/
Plantas
100 pies
Distancia entre filas Distancia entre plantas Profundidad de semilla
Espárragos 2nda temporada Ene. 15 –
Mar. 15
Nov. 1 – Dic. 1 50 raíces 3 – 5 pies 1 ½ a 2 pies 6 pulg.
Frijoles, arbusto 50 – 60 Abr. 1–
May. 1
Jul. 15–
Ago 20.
½ lb. 3 pies 2 – 4 pulg. 1 – 1 ½ pulg.
Frijoles, Enredadera 65 – 75 Abr. 1–
May. 1
Jul. 15–
Ago 10.
½ lb. 3 pies 6 a 12 pulg. 1 – 1 ½ pulg.
Frijol blanco 65 – 75 Abr. 1–
Jun. 1
Jul. 1–
Ago 1
1 lb. 2 – 2½ pies 3 a 4 pulg. 1 – 1 ½ pulg.
Remolacha 55 – 65 Feb. 15 –
Abr. 1
Ago. 1 –
Sept. 1
1 oz. 2 – 2½ pies 2 pulg. 1 pulg.
Brécol 60 – 80 Feb. 15 –
Mar. 15
Ago. 1 –
Sept. 1
100 plantas 2½ pies 14 – 18 pulg.  
Repollo 65 – 80 Ene. 15 –
Mar. 15
Ago. 15 –
Oct. 1
100 plantas 2½ pies 12 pulg.  
Canaloupe 80 – 90 Mar. 25 –
Abr. 20
No se recomienda 1 oz. 4 – 6 pies 3½ – 4 pies 1 ½ pulg.
Zanahoria 70 – 80 Ene. 15 –
Mar. 20
Ago. 20 –
Sept. 15
½ oz. 2 pies 2 – 3 pulg. ½ pulg.
Coliflor 55 – 60 Mar. 1 –
Abr. 1
Ago. 1 –
Sept. 1
100 plantas 3 pies 12 – 18 pulg.  
Col 55 – 70 Feb. 1 –
Mar. 20
Ago. 1 –
Oct. 1
½ oz. 2½ pies 8 – 16 pulg. ½ pulg.
Maíz 80 – 100 Mar 15 –
Jun 1
Jun 1 –
Jul 20
¼ lb. 3 – 3½ pies 12 – 18 pulg. 2 pulg.
Pepino 60 – 65 Abr. 1–
May. 15
Ago. 20 –
Sept. 1
1 oz. 3½ – 5 pies 3 – 4 pies 1 ½ pulg.
Berenjena 75 – 90 Abr. 1–
May. 15
Jul. 10 –
Jul. 15
50 plantas 3 pies 2½ – 3 pies  
Col rizada 50 – 70 Feb. 1 –
Mar. 10
Ago. 10 –
Ago. 30
½ oz. 3 pies 10 pulg. ½ pulg.
Lechuga 60 – 85 Ene. 15 –
Mar. 1
Sept. 1 –
Oct. 1
½ oz. 2 – 2½ pies 10 – 12 pulg. ½ pulg.
Mostaza 40 – 50 Ene. 15 –
Abr. 1
Ago. 20 –
Oct. 1
½ oz. 2 pies 1 pulg. ½ pulg.
Quingombó 55 – 60 Abr. 1 –
Jun. 1
Jun. 15 –
Jul. 1
1 oz. 3 – 3½ pies 6 pulg. 1 pulg.
Cebolla (madura) 100 – 120 Ene. 1 –
Mar. 15
Sept. 1 –
Dic. 31
300 plantas o set de ½ gal. 1 – 2 pies 3 – 4 pulg. ¾  pulg.
Guizantes, garden 60 – 80 Ene. 15 –
Feb. 15
No se recomienda 1 lb. 2½ pies 1 pulg. 1½ – 2 pulg.
Guizantes, southern 60 – 70 Abr. 1–
Ago. 1
No se recomienda ½ lb. 3 pies 4 – 6 pulg. 1½ – 2 pulg.
Pimiento 65 – 80 Abr. 1–
Jun. 1
No se recomienda 50 plantas 2½ pies 1½ – 2 pulg.  
Papa, Irlandesa 70 – 90 Ene. 15 –
Mar. 1
Ago. 1 –
Ago. 15
9 bushel 2½ – 3 pies 10 – 14 pulg. 5 pulg.
Batata 90 – 150 Abr. 15 –
Jun. 15
No se recomienda 100 plantas 3 ½ pies 12 pulg.
Rábano 25 – 30 Ene. 15 –
Abr. 1
Sept. 1 –
Oct. 15
1 oz. 1 ½ pies 1 pulg. ½ pulg.
Espinaca 40 – 45 Ene. 15 –
Mar. 15
Sept. 1 –
Oct. 15
1 oz. 1 ½ – 2 pies 1 – 2 pulg. ¾ pulg.
Calabacín (arbustivo) 50 – 55 Abr. 1 –
May. 15
Ago. 1 –
Ago. 20
1 oz. 3 – 4 pies 2 pies 1½ – 2 pulg.
Calabacín, invierno 85 – 90 Abr. 1 –
Ago. 1
No se recomienda ½ oz. 5 pies 3 pies 1½ – 2 pulg.
Tomate 70 – 85 Mar. 25 –
May. 1
Jun. 1 –
Ago. 10
50 plantas 3 – 4 pies 2½ – 3 pulg.  
Nabo 45 – 65 Ene. 15 –
Abr. 1
Ago. 10 –
Sept. 15
½ oz. 1 – 2 pies 1 – 2 pulg. ½ pulg.
Sandía 80 – 90 Mar. 20 –
May. 1
No se recomienda 1 oz. 10 pies 8 – 10 pulg. 1 ½ pulg.
Nota: Las fechas de siembra en esta tabla son un estimado para el centro de Georgia. Para el norte de Georgia, las plantas deben variar alrededor de 2 semanas más tarde en primavera y más temprano en otoño. El sembrar en el sur de Georgia puede ser realizado dos semanas más temprano en la primavera y un poco más tarde en el otoño.
** 1 pie = 0.30 metros; 1 pulg. = 2.54 cm.; 1 oz. = 28.35 gramos; 1 lb. = 0.45 kg; 1 gal. = 4.40 litros; 1 bushel = 35.24 litros

Reviewed on Nov 30, 2013